El biberón

Si eres de mucho después de 1900, entonces eres de las mías pues, no conozco otra cosa distinta del biberón actual. Pero aquí os dejo unas fotillos curiosas de los distintos biberones que han existido a lo largo de la historia.

 

Resultado de imagen de biberones antiguosBiberón medieval. Este sería el primer biberón, se llamaba cuerno de mamar y estaba hecho con el cuerno de una vaca y su boquilla con cuero. Siglo XI

450px-Sauggefäß_Regensburg-Harting

 

Biberón de cerámica. Data del 1350 – 800 a. C

biberon-iniciales-grabadas

Biberón de hojalata de finales del siglo XIX

Resultado de imagen de biberones antiguos

 

 

 

Este es más o menos del principio del siglo XIX, a mi parecer este tipo de biberones tenían que ser para niños ya muy crecidos, ya que la succión debía de costar un montón. Y no solo esto era una de sus consecuencias, antes no había tanta higiene como ahora y las consecuencia de utilizar este “cacharro” eran aún peores.

Resultado de imagen de biberones antiguosDe los años 60 aunque el primer modelo banana data de 1880. Este diseño tenia doble boquilla, y además era de cristal ¡Pesaría como un muerto!

Además de los más extraños diseños, toma diferentes nombres dependiendo de la zona donde te encuentres. El biberón como lo conocemos todos, se llama mamadera en México, Argentina y Chile; Mema en Uruguay; mamila en México; pepe en Honduras; chupón en Costa Rica; pacha en El Salvador, Nicaragua y Guatemala o tetero en Colombia y Venezuela.

Ya veis y nos pensábamos que era un invento de hace unos añitos… Todo un mundo

 

Que tengáis una buena semana 🙂

El Sonajero, también tiene su historia

Es el juguete por excelencia. Ayuda a estimular todos los sentidos en mayor o menor grado. Pero además de ser un juguete educativo y recomendado para la evolución del bebé también, tiene su historia.

 

Se habla de la posibilidad de que apareciese en la pre-historia, cuando tanto niños como adultos inventaban con todo aquello que les rodeaba: piedras, huesos, conchas, arcillas… Aunque existe dudas de si se utilizaban como juguete de entretenimiento o si era utilizado en rituales contra los malos espíritus. Desde los comienzos se relaciona con la magia y se pasa de generación en generación.

Resultado de imagen de sonajeros antiguos

Seguro que os suena la canción de “cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me acompañan”. Como mencionábamos antes, se busca una protección para los más pequeños, aquí es donde sabemos de manera más segura, que este era el objetivo del sonajero o como se llamaba antes el “crepitacula” que en latín es hacer ruido. Sus formas eran muy variadas, redondos, en forma de discos, ovalados e incluso los más trabajados tenían formas de animales. Se fabricaban de metal o arcilla y en su interior se metían pequeñas piedras o semillas, que son que los producían el sonido. Su función primera, aparte de la de entretenerle, es la de proteger al bebé: su ruido aleja los malos espíritus y las enfermedades.

Resultado de imagen de sonajeros

Ya es en la edad media cuando se le “implanta” propiedades o virtudes mágicas para ahuyentar todo lo malo que llegué al bebé. Se le pinta de color rojo y en ocasiones se usaba junto a colmillos de animales, para alejar al diablo y evitar dolor en el crecimiento de los dientes. Antes de que llegase los años 40, y el plástico se hiciese con todo el sector de los juguetes, se regalaban sonajeros de oro, plata o marfil y adornado de piedras preciosas y se anudaban en las muñecas con cintas de seda.

Gracias a la evolución de los tiempos, ya no tienen que llevar los pesados sonajeros en las muñecas, y ahora son juguetes prácticos y ligeros, fáciles de transportar de un lado a otro. Y ya para terminar, recuerda mirar bien con que clase de materiales se fabrican los sonajeros de tus bebés, ya que estos materiales no son aptos y además son de una toxicidad muy alta.

Yo por mi parte intentare informarme y poneros por aquí un post.

Que tengáis un muy buen fin de semana. 🙂

 

¡¡Fuera Calorías!!

A tan solo una semanita del comienzo del verano, seguro que a más de uno le han entrado las prisas para quitarse esos kilitos de más y le pide a todos los dioses habidos y por haber que le concedan el milagro, ya sea haciendo desaparecer un par de kilos o poniéndoselos al vecino del frente, así al menos parece que tú estas más delgado que él.

Pero no, no es posible. Si te acabas de dar cuenta que empieza la temporada de piscinas, barbacoas y playita, necesitas algo más que un milagro. Pero estas de suerte, hoy te vengo a dejar cositas curiosas que te ayudan a quemar calorías y algunas probablemente no lo sabías.

·La cayena – Este condimento ayuda a eliminar las grasas que se encuentran en la comida, la recomiendan en las sopas, guisos, pastas…

·Dormir – Sí. Dormir unas 8 horas diarias quema cerca de 450 calorías.

·Baños calientes – Según un actual estudio, se habla, de que quema tantas calorías como una caminata de unos 40 minutos, ya que disminuye los picos de azúcar en sangre.

.Mascar chicle – Mascar chicle te hace quemar alrededor de unas 60 calorías/ hora, calcula un par de horas y sería igual que limpiar la casa, que se quema unas 100 calorías/hora.

·Chupar sellos – Esta opción es la joya de la corona 🙂  Si pensabas que lo habías visto todo, te equivocabas. La acción de coger el sello, chuparlo y después pegarlo, quema la décima parte de una caloría. Así que hecha cuentas… con unos 100.000 sellos creo que serías capaz de perder unos kilitos… ¡Jejeje!

Probablemente estos tips no te sean de mucha ayuda, pero así parece que se hace mucho más llevadero. Así que, ¡ánimo! y que disfrutes este veranito.

Feliz Miércoles.

Las uñas en el embarazo

Ahora, que tenemos más tiempo para nosotras, y para el cuidado de nuestro bebé y de nosotras mismas, debemos aprovecharlo. En el embarazo aparecen muchas cosas que desconocemos y que quizá estéticamente no nos agrada. Pueden salirnos pequeñas marcas en la cara, pigmentación, verrugas, estrías y un largo etc. Pero nada que con un poquito de cuidados no desaparezcan.

En esta ocasión os hablo de las uñas. A mí, que me surgieron muchas dudas fui a preguntar a varios especialistas de como tratar las uñas, dependiendo del efecto que tenga el embarazo en ellas. No me canso de decir que cada cuerpo es un mundo, y en este periodo es un gran ejemplo. En algunas gestantes es la ocasión para lucir las deseadas uñas que siempre ha buscado, pues puede producirse que si eres de tener la uñas destrozadas y que por mucho cuidado que les dediques no las consigues lucir bonitas, ahora empiecen a recuperarse y volverse más fuertes de lo habitual. Por el contrario si eres de lucir unas uñas increíbles y con un poquito de brillo, las tienes impecables, es posible que se amarilleen y se vuelvan débiles y quebradizas.

Todo puede pasar. Lo importante es que recuerdes que todos estos cambios son pasajeros y que una vez que tu cuerpo vuelva a la normalidad, por lo general, todo vuelve a su ser. Aún así debes tenerlas en todo momento cuidadas.

Para  cualquier caso lo suyo es que las manos esten muy limpias y que repases las uñas una a una en cada limpieza, no te digo que te obsesiones, pero si recuerda que los gérmenes, están por todos lados y que los mayores focos de infección se encuentran bajo ellas (todo lo que comes, masticas y tragas va a parar a tu estomago, pero también a tu bebé) Y tenerlas muy hidratadas, esto lo consigues con cremas que tengan vitamina A, beber mucha agua y por supuesto una dieta equilibrada y llena de frutas y verduras.

Después están los agentes externos que pueden perjudicar como el acetona, hay estudios que se han hecho que relacionan problemas en la gestación y este químico, pero para calmar los ánimos también debe ser un nivel concreto para que esto pase. Al igual que algunos productos que llevan algunos esmaltes como el Tuoleno, que produce malformaciones en niños y trastornos en la maduración sexual de las niñas. Entiendo que todo debe ser en cantidades muy altas o si eres una profesional de este sector y dedicas muchas horas a ello. Igualmente todo lo que te doy es información que a mí me han dado o he podido leer, siempre que tengas dudas, SIEMPRE, debes consultar con tu médico o tu ginecólogo, que son los que te van a poder aconsejar de manera individual para cada caso en concreto. Yo me dejé de pintar las uñas, porque me gusta tenerlas siempre perfectas y como la de los pies, llegaría un momento el cual no llegaría a “apañarmelas” y que además en invierno que es cuando yo doy a luz, las dí un respiro… preferí quitármelas y solo hidratarlas con aceites y cremas. Y las de las manos, pues se volvieron más quebradizas y por lo tanto cada 3 semanas más o menos las arreglo, si no se me rompen antes, mucha crema y mucha atención a la higiene.

Dedicarse tiempo en esta etapa es esencial, te ayudará a que después del parto vuelvas a tu día a día más rápidamente y a recuperar el aspecto que antes tenias sin muchas trabas. Con una hora al día es más que suficiente. <B

¡Hasta la semana que viene!

Peeling de Aceite de Oliva y Azúcar moreno

Yo que soy muy friky con el tema de la cosmética natural, y que mi bolsillo no me permite en muchas ocasiones darme un capricho, decidí  buscar en el baúl de los recuerdos de cuando estudie Balneoterapia y Spa, y me he ido haciendo algunas cosillas mientras estaba con el embarazo.

Ya sabéis que nuestras hormonas se revolucionan, y que lo que hoy era gris hoy puede ser azul casi negro. Y que si ayer te echaste una crema fabulosa que te quitaba las ojeras, mañana te hace una reacción alérgica que dura dos meses en quitarse. Yo en mi caso, por  el tipo de piel que tengo, me puede pasar en cualquier momento de la vida, así pues, soy más de remedios naturales.

Os voy a traer un remedio super fácil de hacer y económico a más no poder. Es hacernos un peeling de aceite de oliva y azúcar moreno. Así tal cual.

¿Por qué de aceite y azúcar moreno? Es más a elección personal, y porque por experiencia la sensación que deja después de aplicarlo es fabulosa. A mí es el que más me gusta de los que he probado, y sin duda el que menos problemas te puede provocar en la piel. La preparación es rápida: 1º Coje un pequeño recipiente que tengas para hacer la mezcla y échale un dedo de aceite de oliva. añádele dos cucharas (de las de café) de azúcar en la mezcla, muévelo bien, y  Aplícalo en el rostro, cuello y escote dibujando círculos grandes y otros más pequeños y sigue con el masaje unos 10 minutos aproximadamente. Que sean 5 en la cara frotando con delicadeza en las zonas donde se acumulan mas impurezas, la zona T y otros 5 en el cuello y en el escote. Recuerda que el azúcar moreno sea finito, sino te arañaras la cara sin dudarlo. Para retirarlo que sea con una toalla de manos y el agua tibia. Primero limpia que no quede azúcar con agua solo, y luego a conciencia con la toalla, retira el sobrante. A mí me gusta tanto el resultado que una vez al mes también me lo aplico en todo el cuerpo.

Y ya está, más sencillo es imposible. El aceite es un poderoso hidratante que contiene vitaminas K y E que luchan con el envejecimiento prematuro de la piel. Además actúa como un poderoso cicatrizante para las que sufrimos alguna anomalía en la piel y que el efecto seda que deja después es genial. Sencillo, ¿Verdad? Probarlo sin miedo y si queréis podéis dejarme vuestra experiencia en los comentarios.

Con esto tendréis una piel radiante e hidratada. A coste Cero.

Feliz Lunes.

¡Estoy embarazada! y ahora, ¿qué?

Y ahora, ¿qué? Te vendrán muchas dudas, pensaras en que pasará o en que debes hacer. Respira, es fácil. Sigue estos pequeños consejos y a partir de ahí irás viendo el qué, el cómo, el cuándo y el dónde.

Yo te contaré un poco lo que me empecé a preguntar y como lo fui solucionando, son cosas muy básicas, pero que si eres primeriza te pilla muy de nuevas y a veces lo más evidente, no lo es tanto.

Consulta a tu médico

Evidentemente es algo que debes hacer desde el minuto uno. Principalmente porque te ayudará a informarte de los primeros pasos que debes dar y en la toma de decisiones, si es tu caso. Es importante ya que, en mi caso me enteré de que estaba embarazada a las casi 8  semanas, por lo que te deben hacer cuanto antes una analítica, para ver tu estado de salud. En las primeras semanas es cuando se hace test de compatibilidad genética. Este test te ayuda a saber si hay alguna alteración genética que pueda ocasionar a tu bebé alguna enfermedad, entre ellas el Sindrome de Down.

Tengo entendido que si estas en una semana de gestación, digamos avanzada, como por ejemplo 14 semanas, ya no se puede hacer este test y tendrías que hacerte otro tipo de pruebas que no son 100% fiables pues su efectividad es menor, o en el caso de la amniocentesis puede provocar problemas en la madre y por supuesto en el bebé. Y además no todos lo cubren la Seguridad social por lo que tendrías que ponerte en manos de una clínica privada y donde lo precios rondan entre los 600 y 700 euros. Por lo que es siempre bueno tener un control de tus periodos para que no te ocurra esto.

Cambia el chip

Ya sabes que esto es algo nuevo y que como tal, debes tomar nuevas decisiones para tu día a día. Abre tu mente. Analiza todas aquellas cosas que tienes como habito y piensa si, son las más adecuadas durante embarazo. Evidentemente me refiero a cosas, como el beber el fumar, determinados tipos de deporte, actividades que pongan en peligro la gestación etc… Lo del tema del alcohol y el tabaco creo que es algo más aconsejable que te olvides de ello al menos durante el embarazo y la lactancia. Que tu decidas envenenarte no te da el derecho a envenenar al feto. Y no es que lo diga yo, es que lo dicen los expertos alrededor de 200 veces al día.

Los deportes de alta intensidad como el crossfit, HIT, tabata, o incluso determinadas ramas de la halterofilia, no son los mejores para ayudar a que tu bebé se agarre con fuerza al útero. Ya que en los primero meses de gestación corremos el riesgo de que el bebé no “cuaje” y perderle. Estos deportes son buenísimos para determinados momentos de tu vida, pero para este especialmente no. Yo personalmente hice en casa muchos ejercicios de  suelo, donde incluía todas las partes del cuerpo excepto, el abdomen. El abdomen esta prohibido en este proceso. Te aconsejaran los deportes con menor impacto, como por ejemplo andar, natación, bicicleta y muy poquito más.

La alimentación

La alimentación es fundamental. Seguro que alguna vez has escuchado, somos lo que comemos, pues es real. Y tu bebé será exactamente todo lo que comas. Normalmente al principio, a no ser que tengas un claro sobrepeso, no te ponen dietas a seguir pues tu cuerpo se tiene que adaptar poco a poco al cambio que se está produciendo en tu interior. Tras analíticas y controles de peso casi mensuales, ellos valoran si es necesario o no llevar una alimentación más estricta. Que tengas la suerte de que vas cogiendo el peso idóneo para tu periodo de gestación, no significa que puedas hincharte a “mierda” pues todo eso a la  larga te repercutirá y evidentemente a tu bebé. El coger peso en el embarazo, no se lleva por lo estético, sino por todas las contraindicaciones que con ello viene. Existen varias enfermedades relacionadas con el sobrepeso o la mala alimentación que aparecen en la gestación y luego no desaparecen y son de las que con la edad se incrementan.

Relájate

Es sencillo, tienes que concienciarte de que esta fase tiene sus pros  y sus contras, que tendrás días muy buenos y días muy malos. Que lo que antes no te dolía ahora, si te duele. Pero que dentro de ti crece una vida y que es de ti de quien depende que nazca fuerte, sano y con unas grandes defensas. Que no es un gran sacrificio, si lo haces pensando en el bebé… Es algo en el fondo muy bonito, porque nosotras somos mamás desde el minuto uno. Cuida de los dos desde el principio, lo agradeceréis, eso es seguro.

Nos vemos pronto!!   🙂

Quiero quedarme embarazada

Desde que nos propusimos el quedarme embarazada hasta que lo conseguí, pasaron cerca de unos 6 meses. Os reconozco que fueron los 6 meses más largos de toda mi vida. Y eso que no es un tiempo para nada largo.

Pero si es cierto que cuando te lo propones buscas quizá, el mejor momento para concebir. Y eso es un error de los grandes. Cuanto más lo busques y más esperes el mejor momento, más os frustrareis y más desilusionados os encontrareis con el nuevo plan de vida. En realidad los momentos íntimos no deben cambiar en nada. Dicen que deben aumentar o que deben ser de una manera u otra para que todo resulte perfecto, pero si te puedo decir que cuanto más te encisques en que debe salir de la manera que lo planeaste, peores resultados obtendrás, en este caso, se demorara tu concepción.

Yo por mi parte si te voy a dar un consejo. Da igual las veces que lo hagas, de la postura, de la hora, etc… Lo que sí te recomiendo es que cada vez que os pongáis al lío, no os olvidéis de disfrutar muchísimo los dos y cuando digo muchísimo es muchísimo (dicen que los orgasmos es un paliativo para quedarse) y dejar los pensamientos del embarazado en otro sitio. Solo estar en cuerpo y alma el uno con el otro, es un momento especial sí, pero no enfoquéis todos vuestros esfuerzo a ello.

Luego están todos esos trucos del almendruco que todas conocemos, como levantar las piernas y apoyarlas en la pared justo después del sexo, o elevar la pelvis con una almohada para que los espermatozoides lleguen a su destino, no levantarse enseguida de la cama… Tomaros vuestro tiempo y disfrutad de todo lo que se refiera al embarazo, pues el proceso pasa muy deprisa. Y no te da tiempo a disfrutar de ello.

Una vez que todo este a punto, lo demás va rodado. ¡Animo!