Las uñas en el embarazo

Ahora, que tenemos más tiempo para nosotras, y para el cuidado de nuestro bebé y de nosotras mismas, debemos aprovecharlo. En el embarazo aparecen muchas cosas que desconocemos y que quizá estéticamente no nos agrada. Pueden salirnos pequeñas marcas en la cara, pigmentación, verrugas, estrías y un largo etc. Pero nada que con un poquito de cuidados no desaparezcan.

En esta ocasión os hablo de las uñas. A mí, que me surgieron muchas dudas fui a preguntar a varios especialistas de como tratar las uñas, dependiendo del efecto que tenga el embarazo en ellas. No me canso de decir que cada cuerpo es un mundo, y en este periodo es un gran ejemplo. En algunas gestantes es la ocasión para lucir las deseadas uñas que siempre ha buscado, pues puede producirse que si eres de tener la uñas destrozadas y que por mucho cuidado que les dediques no las consigues lucir bonitas, ahora empiecen a recuperarse y volverse más fuertes de lo habitual. Por el contrario si eres de lucir unas uñas increíbles y con un poquito de brillo, las tienes impecables, es posible que se amarilleen y se vuelvan débiles y quebradizas.

Todo puede pasar. Lo importante es que recuerdes que todos estos cambios son pasajeros y que una vez que tu cuerpo vuelva a la normalidad, por lo general, todo vuelve a su ser. Aún así debes tenerlas en todo momento cuidadas.

Para  cualquier caso lo suyo es que las manos esten muy limpias y que repases las uñas una a una en cada limpieza, no te digo que te obsesiones, pero si recuerda que los gérmenes, están por todos lados y que los mayores focos de infección se encuentran bajo ellas (todo lo que comes, masticas y tragas va a parar a tu estomago, pero también a tu bebé) Y tenerlas muy hidratadas, esto lo consigues con cremas que tengan vitamina A, beber mucha agua y por supuesto una dieta equilibrada y llena de frutas y verduras.

Después están los agentes externos que pueden perjudicar como el acetona, hay estudios que se han hecho que relacionan problemas en la gestación y este químico, pero para calmar los ánimos también debe ser un nivel concreto para que esto pase. Al igual que algunos productos que llevan algunos esmaltes como el Tuoleno, que produce malformaciones en niños y trastornos en la maduración sexual de las niñas. Entiendo que todo debe ser en cantidades muy altas o si eres una profesional de este sector y dedicas muchas horas a ello. Igualmente todo lo que te doy es información que a mí me han dado o he podido leer, siempre que tengas dudas, SIEMPRE, debes consultar con tu médico o tu ginecólogo, que son los que te van a poder aconsejar de manera individual para cada caso en concreto. Yo me dejé de pintar las uñas, porque me gusta tenerlas siempre perfectas y como la de los pies, llegaría un momento el cual no llegaría a “apañarmelas” y que además en invierno que es cuando yo doy a luz, las dí un respiro… preferí quitármelas y solo hidratarlas con aceites y cremas. Y las de las manos, pues se volvieron más quebradizas y por lo tanto cada 3 semanas más o menos las arreglo, si no se me rompen antes, mucha crema y mucha atención a la higiene.

Dedicarse tiempo en esta etapa es esencial, te ayudará a que después del parto vuelvas a tu día a día más rápidamente y a recuperar el aspecto que antes tenias sin muchas trabas. Con una hora al día es más que suficiente. <B

¡Hasta la semana que viene!

Peeling de Aceite de Oliva y Azúcar moreno

Yo que soy muy friky con el tema de la cosmética natural, y que mi bolsillo no me permite en muchas ocasiones darme un capricho, decidí  buscar en el baúl de los recuerdos de cuando estudie Balneoterapia y Spa, y me he ido haciendo algunas cosillas mientras estaba con el embarazo.

Ya sabéis que nuestras hormonas se revolucionan, y que lo que hoy era gris hoy puede ser azul casi negro. Y que si ayer te echaste una crema fabulosa que te quitaba las ojeras, mañana te hace una reacción alérgica que dura dos meses en quitarse. Yo en mi caso, por  el tipo de piel que tengo, me puede pasar en cualquier momento de la vida, así pues, soy más de remedios naturales.

Os voy a traer un remedio super fácil de hacer y económico a más no poder. Es hacernos un peeling de aceite de oliva y azúcar moreno. Así tal cual.

¿Por qué de aceite y azúcar moreno? Es más a elección personal, y porque por experiencia la sensación que deja después de aplicarlo es fabulosa. A mí es el que más me gusta de los que he probado, y sin duda el que menos problemas te puede provocar en la piel. La preparación es rápida: 1º Coje un pequeño recipiente que tengas para hacer la mezcla y échale un dedo de aceite de oliva. añádele dos cucharas (de las de café) de azúcar en la mezcla, muévelo bien, y  Aplícalo en el rostro, cuello y escote dibujando círculos grandes y otros más pequeños y sigue con el masaje unos 10 minutos aproximadamente. Que sean 5 en la cara frotando con delicadeza en las zonas donde se acumulan mas impurezas, la zona T y otros 5 en el cuello y en el escote. Recuerda que el azúcar moreno sea finito, sino te arañaras la cara sin dudarlo. Para retirarlo que sea con una toalla de manos y el agua tibia. Primero limpia que no quede azúcar con agua solo, y luego a conciencia con la toalla, retira el sobrante. A mí me gusta tanto el resultado que una vez al mes también me lo aplico en todo el cuerpo.

Y ya está, más sencillo es imposible. El aceite es un poderoso hidratante que contiene vitaminas K y E que luchan con el envejecimiento prematuro de la piel. Además actúa como un poderoso cicatrizante para las que sufrimos alguna anomalía en la piel y que el efecto seda que deja después es genial. Sencillo, ¿Verdad? Probarlo sin miedo y si queréis podéis dejarme vuestra experiencia en los comentarios.

Con esto tendréis una piel radiante e hidratada. A coste Cero.

Feliz Lunes.

¡Estoy embarazada! y ahora, ¿qué?

Y ahora, ¿qué? Te vendrán muchas dudas, pensaras en que pasará o en que debes hacer. Respira, es fácil. Sigue estos pequeños consejos y a partir de ahí irás viendo el qué, el cómo, el cuándo y el dónde.

Yo te contaré un poco lo que me empecé a preguntar y como lo fui solucionando, son cosas muy básicas, pero que si eres primeriza te pilla muy de nuevas y a veces lo más evidente, no lo es tanto.

Consulta a tu médico

Evidentemente es algo que debes hacer desde el minuto uno. Principalmente porque te ayudará a informarte de los primeros pasos que debes dar y en la toma de decisiones, si es tu caso. Es importante ya que, en mi caso me enteré de que estaba embarazada a las casi 8  semanas, por lo que te deben hacer cuanto antes una analítica, para ver tu estado de salud. En las primeras semanas es cuando se hace test de compatibilidad genética. Este test te ayuda a saber si hay alguna alteración genética que pueda ocasionar a tu bebé alguna enfermedad, entre ellas el Sindrome de Down.

Tengo entendido que si estas en una semana de gestación, digamos avanzada, como por ejemplo 14 semanas, ya no se puede hacer este test y tendrías que hacerte otro tipo de pruebas que no son 100% fiables pues su efectividad es menor, o en el caso de la amniocentesis puede provocar problemas en la madre y por supuesto en el bebé. Y además no todos lo cubren la Seguridad social por lo que tendrías que ponerte en manos de una clínica privada y donde lo precios rondan entre los 600 y 700 euros. Por lo que es siempre bueno tener un control de tus periodos para que no te ocurra esto.

Cambia el chip

Ya sabes que esto es algo nuevo y que como tal, debes tomar nuevas decisiones para tu día a día. Abre tu mente. Analiza todas aquellas cosas que tienes como habito y piensa si, son las más adecuadas durante embarazo. Evidentemente me refiero a cosas, como el beber el fumar, determinados tipos de deporte, actividades que pongan en peligro la gestación etc… Lo del tema del alcohol y el tabaco creo que es algo más aconsejable que te olvides de ello al menos durante el embarazo y la lactancia. Que tu decidas envenenarte no te da el derecho a envenenar al feto. Y no es que lo diga yo, es que lo dicen los expertos alrededor de 200 veces al día.

Los deportes de alta intensidad como el crossfit, HIT, tabata, o incluso determinadas ramas de la halterofilia, no son los mejores para ayudar a que tu bebé se agarre con fuerza al útero. Ya que en los primero meses de gestación corremos el riesgo de que el bebé no “cuaje” y perderle. Estos deportes son buenísimos para determinados momentos de tu vida, pero para este especialmente no. Yo personalmente hice en casa muchos ejercicios de  suelo, donde incluía todas las partes del cuerpo excepto, el abdomen. El abdomen esta prohibido en este proceso. Te aconsejaran los deportes con menor impacto, como por ejemplo andar, natación, bicicleta y muy poquito más.

La alimentación

La alimentación es fundamental. Seguro que alguna vez has escuchado, somos lo que comemos, pues es real. Y tu bebé será exactamente todo lo que comas. Normalmente al principio, a no ser que tengas un claro sobrepeso, no te ponen dietas a seguir pues tu cuerpo se tiene que adaptar poco a poco al cambio que se está produciendo en tu interior. Tras analíticas y controles de peso casi mensuales, ellos valoran si es necesario o no llevar una alimentación más estricta. Que tengas la suerte de que vas cogiendo el peso idóneo para tu periodo de gestación, no significa que puedas hincharte a “mierda” pues todo eso a la  larga te repercutirá y evidentemente a tu bebé. El coger peso en el embarazo, no se lleva por lo estético, sino por todas las contraindicaciones que con ello viene. Existen varias enfermedades relacionadas con el sobrepeso o la mala alimentación que aparecen en la gestación y luego no desaparecen y son de las que con la edad se incrementan.

Relájate

Es sencillo, tienes que concienciarte de que esta fase tiene sus pros  y sus contras, que tendrás días muy buenos y días muy malos. Que lo que antes no te dolía ahora, si te duele. Pero que dentro de ti crece una vida y que es de ti de quien depende que nazca fuerte, sano y con unas grandes defensas. Que no es un gran sacrificio, si lo haces pensando en el bebé… Es algo en el fondo muy bonito, porque nosotras somos mamás desde el minuto uno. Cuida de los dos desde el principio, lo agradeceréis, eso es seguro.

Nos vemos pronto!!   🙂

Quiero quedarme embarazada

Desde que nos propusimos el quedarme embarazada hasta que lo conseguí, pasaron cerca de unos 6 meses. Os reconozco que fueron los 6 meses más largos de toda mi vida. Y eso que no es un tiempo para nada largo.

Pero si es cierto que cuando te lo propones buscas quizá, el mejor momento para concebir. Y eso es un error de los grandes. Cuanto más lo busques y más esperes el mejor momento, más os frustrareis y más desilusionados os encontrareis con el nuevo plan de vida. En realidad los momentos íntimos no deben cambiar en nada. Dicen que deben aumentar o que deben ser de una manera u otra para que todo resulte perfecto, pero si te puedo decir que cuanto más te encisques en que debe salir de la manera que lo planeaste, peores resultados obtendrás, en este caso, se demorara tu concepción.

Yo por mi parte si te voy a dar un consejo. Da igual las veces que lo hagas, de la postura, de la hora, etc… Lo que sí te recomiendo es que cada vez que os pongáis al lío, no os olvidéis de disfrutar muchísimo los dos y cuando digo muchísimo es muchísimo (dicen que los orgasmos es un paliativo para quedarse) y dejar los pensamientos del embarazado en otro sitio. Solo estar en cuerpo y alma el uno con el otro, es un momento especial sí, pero no enfoquéis todos vuestros esfuerzo a ello.

Luego están todos esos trucos del almendruco que todas conocemos, como levantar las piernas y apoyarlas en la pared justo después del sexo, o elevar la pelvis con una almohada para que los espermatozoides lleguen a su destino, no levantarse enseguida de la cama… Tomaros vuestro tiempo y disfrutad de todo lo que se refiera al embarazo, pues el proceso pasa muy deprisa. Y no te da tiempo a disfrutar de ello.

Una vez que todo este a punto, lo demás va rodado. ¡Animo!

 

Comenzamos… de nuevo!!

¡¡¡Hello!!!

¡Vaya! Hace exactamente más de 120 días (un día abajo, un día arriba) que no subo ningún post. Es cierto que mi vida a cambiado muchísimo, y que he dedicado mucho tiempo a construir una parte de ella la cual viene llena de nuevas sensaciones, experiencias nunca vividas y mucha dedicación por mi parte. He invertido tiempo en todo ello, para mentalizarme y seguir haciendo aquello que me gusta, sin apartar de mi rutina nada y aunque sea en cantidades pequeñas de tiempo seguir haciendo lo que más me gusta y me apetece.

Pero sin más misterios, hace exactamente 32 semanas + 3 días  que estoy embarazada. Como comprenderéis es una muy importante noticia, que se ha digerido, se ha saboreado y ahora al final del recorrido se está disfrutando. Empieza una nueva etapa. Etapa cargada de ilusión, seguro de frustraciones, dudas, muchísimos pañales y pocas horas de sueño. Pero es una bonita etapa  ya que, lo digo y lo diré siempre, tengo una genial y maravillosa persona con quien compartirlo.

Además de este tiempo de adaptación, me ha servido para reflexionar un poco sobretodo y priorizar las cosas importantes y aquella que quiero que me acompañen en este largo camino. Por lo que he eliminado las que no creía que me fuesen a traer nada (ni bueno ni malo) y las que si me van a aportar seguir manteniendolas conmigo, con nosotros. Así es que con este popurrí de noticias, ideas, sensaciones, proyectos… he decidido también dar un vuelco a mi blog y centrarme en un par de cosas básicamente, no irme por las ramas y  darle un enfoque más personal todavía, e intentar que cada información, cada opinión y cada dato que yo dé este super bien cuidado y que llegue a muchas, muchas, muchas, muchas más personas.

Arrancamos para el mes de diciembre un cambio sin duda (eso espero) prometedor, con más “chicha” y con muchísimas más ganas que nunca. Espero poder volver a encontrarme de nuevo con muchas visitas y que para el año que viene seamos muchos, muchos, muchos, muchos más.

Que paséis un gran día!!

Mitos de la alimentación

Hoy en día podemos encontrar mogollón de dietas milagrosas en cualquier esquina. Es más tu ahora mismo metes en tu buscador de Internet “pierde peso rápido” y te vas a encontrar exactamente casi 600.000 resultados en la web. Increíble. Todo el mundo cree haber encontrado la dieta o el alimento que te quema la grasa de un día para otro y que además sin esfuerzo consigues tener un cuerpo de infarto.

A estas alturas todo el mundo entenderá que esto no es real, pero siempre nos arriesgamos a probar cosas nuevas en ocasiones poniendo en peligro nuestra salud o integridad física. Está muy de moda ser un entendido de este mundo y recomendar a usuarios de todas las edades, y diferentes cuerpos a copiar un comportamiento los cuales por suerte puede darte un muy buen resultado o de lo contrario darte un disgusto.  Te animo a que siempre consultes a un especialista que sepa de lo que habla y que realmente trate tu caso a fondo y de manera única, y no como a uno más. Siempre lo repito pero es cierto tú y yo no somos iguales tú y yo no necesitamos lo mismo.

Una vez dicho esto, os dejo aquí abajo no remedios para estar super increíbles sino pequeños mitos de hábitos que siempre se han considerado malos para nosotros y que después de muchos años y numerosos estudios han demostrado que no es así. Ahora bien te pongo un ejemplo, si eres diabético es muy probablemente que si te cuentan que el chocolate es tu mejor aliado para lucir palmito, aunque te empeñes no es para ti.

  • El pan de centeno tiene menos calorías que el pan blanco – El pan de centeno tiene las mismas calorías que el pan blanco.
  • El Sushi es un alimento dietético – El Sushi normalmente contiene queso, mayonesa y salsa de soja, osea que sí, contiene sus calorías.
  • Consumir chocolate a diario es malo – Si consumes un trocito de chocolate AMARGO al día es saludable.
  • Comer menos al día te ayuda a adelgazar – Si comes de 5 a 6 veces al día estarás en forma. Para perder peso también.
  • Debes beber 2 litros de agua al día – Debes beber agua siempre que tu cuerpo te lo pida.
  • Debes evitar comer grasas a toda costa – Las grasas solo son perjudiciales si se abusa de ellas.
  • El aceite de oliva tiene menos calorías –  El aceite de oliva tiene las mismas calorías que otros aceites, pero sí es más saludable.
  • Todos los carbohidratos son perjudiciales –  Hay dos tipos de carbohidratos los simples que son perjudiciales y los complejos que son saludables.
  • El azúcar moreno es más saludable – El azúcar moreno tiene las mismas calorías que el azúcar  blanco.
  • Las frutas son un postre muy saludable – La fruta es mucho mejor comerla entre horas o en la merienda.
  • Para desayunar puedes comer cualquier cosa – El desayuno ideal es igual a fibra + carbohidratos + proteínas +  grasa.
  • Solo quemas calorías en el gimnasio –  Con cada actividad desde que nos levantamos hasta acostarnos quemamos calorías.
  • La frutas y las verduras son igual de saludables – Las verduras son mucho más saludables que las frutas, se habla de 4 raciones de verdura + 1 de fruta
  • Carne a la plancha por las noches es saludable – La carne necesita más de 5  horas para digerirse lo mejor es pescado azul.
  • Los frutos secos son buenos en cualquier momento – Los frutos secos mejor por la mañana o en la merienda, en la noche se convierten en grasa.
  • Por las mañanas un zumo de naranja – Si lo tomas recién levantado puede provocar alergias, irritación de estómago y gastritis

 

Espero que os guste estas pequeñas cosillas que saque de Internet y que os parezcan curiosas, como veis no hay nada raro, es solo un poquito de coherencia a la hora de crear habitos.

Que paséis un buen Lunes

 

Conoce el PH de la Sangre

Tener un Ph adecuado es sinónimo de calidad de vida. Es muy importante tener unos niveles dentro de lo normal para que nuestro cuerpo pueda combatir el día a día de una manera sana y sin riesgos de enfermar. Pero..

¿Sabes que es el PH? Para que sepamos bien de que hablamos, PH significa literalmente Potencial Hidrogenado y es una unidad que se utiliza para medir el grado de acidez o alcalinidad de un liquido en este caso de la sangre. Para que sea más fácil de entender es lo que nos separa de estar sanos, a poder entrar en coma y morir.

sangre

El PH se mide en una escala que va desde el 0 hasta el 14, siendo 0 lo más ácido, 14 lo más alcalino, y 7 el punto neutro (no es ni ácido ni alcalino). El nivel idóneo es el 7,4. Pero la contaminación ambiental, los malos hábitos alimenticios o el estrés acidifican el cuerpo y alteran este ph. Y la sangre reacciona: roba los nutrientes que necesita del resto de órganos vitales para compensar el desequilibro. Pero eso tiene consecuencias: cansancio, dolores de cabeza, problemas digestivos, dismineralización de las uñas y el cabello, etc. Si mantenemos nuestro cuerpo en su estado natural, es decir, ligeramente alcalino (con el pH de la sangre por encima de 7), estará protegido frente a enfermedades.

De lo contrario un cuerpo ácido es un cuerpo enfermo, o propenso a la enfermedad porque la sangre, las células y los órganos vitales viven en un entorno hostil y están en peligro.

¿Cómo conseguimos tener los niveles perfectos?

La alimentación es la clave fundamental para que nuestros niveles de PH en la sangre sean los más correctos posibles, acompañado siempre de una vida y unos hábitos saludables. Probablemente leyendo un poco el contenido del post os habréis podido imaginar que son aquellos alimentos perjudiciales o no que nos ayuda a subir o bajar la acidez o la alcalinidad, pero por si acaso os voy a nombrar unos cuantos….

*Alimentos que producen acidez: Azúcar refinado, sal refinada, bollería industrial, alimentos precocinados o congelados, café, alcohol, exceso de carnes y huevos, las chucherías… También los medicamentos en exceso.

alcohol

Sus principales enfermedades: envejecimiento prematuro, sobrepeso, depresión, cansancio, problemas respiratorios, hongos y candidiasis vaginal, migrañas, cáncer, mareos, artritis, osteoporosis, dermatitis, etc

Luego nos encontramos el PH alcalino, que como bien comentamos unas lineas más arriba, nuestro Ph debe ser ligeramente alcalino y para conseguirlo es sencillo:

*Alimentos Alcalinos: Frutas y verduras crudas, frutas ácidas (kiwi, pomelo, fresas, naranja, limones…), miel, melaza o azúcar de caña pura, legumbres, soja, ajo, zanahoria, cebolla, patata, puerro, calabaza, espinacas, col, pimiento, lechuga, acelga, plátano, uva, ciruela, pepino… y algunos lácteos también. frutas

-De igual manera debemos cuidar que la alcalinidad no nos suba más de 7,50 pues también entraríamos en riesgo de tener otro tipo de enfermedades relacionadas con este fenómenos y no de menor importancia. Cuidado con las dietas que hacéis donde se abusa de productos diuréticos o de alimentos que tienen un alto poder de alcalinizar la sangre ya que estos pueden produciros muchos problemas renales, vómitos etc, y llegar a dialisis o transfusiones de sangre y una largo cuadro de ansiedad, estrés, fiebres, hipertiroidismo, vértigos y desmayos entre otros.

.La clave, para esto y para todo es una vida sana, evitar una vida sedentaria, hacer mucho ejercicio y disfrutadlo, comer de todo de manera controlada y siendo conscientes en todo momento de que vuestra salud es la prioridad. La salud no es solo de manera física, influye en muchas cosas y si por dentro no estamos SANOS, al final se acaba reflejando en el exterior.

Espero que os haya gustado.

Feliz Lunes!!!